Más arte que moda. La colección fotográfica de Carla Sozzani en el CentroCentro de Madrid

Este pasado fin de semana fuimos a ver la exposición “Colectiva. Entre el arte y la moda. Fotografías de la colección de Carla Sozzani”, en el CentroCentro de Madrid (hasta el 10 de enero 2021). Explicaremos aquí porqué aconsejamos ir a verla.
¿Quién es Carla Sozzani? Editora de Vogue Italia durante más de dos décadas y fundadora de la galería corso Como 10 en Milán, es conocida como una de las grandes damas de la moda italiana.
¿Por qué ver la exposición? Hay que admitir que quienes buscamos en el arte no solamente formas y tendencias, sino contenido, muchas veces tenemos algunos prejuicios hacia el mundo de la moda, sus lujos, su concepto de belleza, que incluye a menudo la estigmatización de lo femenino a lo que es meramente aparente. A quienes nos da más o menos igual vestidos, bolsos y zapatos nos cuesta entender la sobreposición entre arte y moda. Sin embargo, en esta exposición se muestran algunos de los aspectos más interesantes de las conexiones entre lo «efímero» de la moda y el carácter fugaz de la mirada fotográfica como arte. Hemos sintetizado las razones por las cuales la colección de Carla Sozzani merece toda nuestra atención:
1. Una mirada amplia sobre un siglo de historia de la fotografía. La colección incluye las imágenes de autores destacados de la historia de la fotografía, como Man Ray, Helmut Newton, Alfred Stieglitz y Francesca Woodman. La primera fotografía que se puede apreciar al entrar en la exposición es nada menos que un ejemplar procedente de la serie de fotografías científicas de Berenice Abbott. La razón de esta elección expositiva – que funciona increíblemente bien – es que el orden de las fotos en el espacio es… ¡alfabético! Y vamos por lo tanto a la segunda razón por la cual la exposición de Carla Sozzani nos gustó tanto…
2. Un criterio expositivo a la vez personal y “enciclopédico”. Quizás parezca raro leer que la ausencia de criterio histórico o temático en el orden de las obras es otro aspecto interesante de esta exposición, pero por nuestra manera de ver las cosas, en este caso sí lo es. La falta de intencionalidad didáctica o narrativa permite acercarse a las imágenes de manera directa, sensible, sin mediaciones y sin prejuicios. Es un poco como entrar en una wunderkammer (los «gabinetes de maravillas» del pasado) y realmente nos maravillamos foto tras foto, nombre tras nombre, al observar piezas originales de extraordinaria importancia.
3. Hay más arte que moda. La propuesta de Carla Sozzani permite acercarse de manera abierta a su personal selección de fotografías y lo curioso es que, en nuestra opinión, hay más fotografía artística que de moda, aunque el criterio de selección esté relacionado con los aspectos formales. En la selección de fotografía italiana, por ejemplo, esto es bastante evidente. Se puede apreciar el blanco y negro “gráfico” de Mario Giacomelli en una de sus fotografías más famosas de los “pretini” que juegan en la nieve («pretino» es una expresión italiana para indicar los curas jóvenes, como en este caso, pero también puede usarse con tono polémico e irónico). Entre las imágenes aparecen también las experimentaciones fotográficas con el color de Franco Fontana; hay ejemplares de «straight photography» de Gianni Berengo Gardín y también una fotografía de Ferdinando Scianna procedente de sus reportajes sobre las procesiones religiosas en Sicila. La imagen de cubierta de la exposición en la página de PhotoEspaña es una icónica fotografía de Mario de Biasi sobre la Italia de los años Cincuenta (“Gli italiani si voltano”, 1954).
Si estás en Madrid, no olvides ir a a ver la exposición, que es gratuita. Cuéntanos aquí o en redes sociales qué te ha parecido y si estás de acuerdo con nuestra opinión. ¡Disfruta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio